h1

Pánico en Terrazas del Ávila

Retén de Catia – 18 de diciembre de 1995 – 11:00 p.m.

A pesar de la hora y el sitio la camioneta Ford Bronco de color negro estacionó sin que sus ocupantes fueran molestados. Por ser lunes la avenida Sucre estaba desierta y solo de vez en cuando pasaba silbando algún taxi en busca de un improbable cliente. El aparcamiento de aquel vehículo era irregular a todas luces pues se había hecho muy cerca del edificio sede de la Zona 2 de la Policía Metropolitana (PM) y del tristemente recordado Retén de Catia.

Minutos antes 5 reclusos se deslizaron con sigilo desde uno de los pabellones del presidio hasta un boquete ubicado debajo de la garita 1, aquel agujero conectaba con el patio de la Zona 2; allí fueron recibidos por agentes policiales que en lugar de apresarlos les abrieron el portón que daba a la calle. Cuando los ocupantes de la Ford Bronco sintieron el chirriar de la compuerta que se abría se acercaron hasta allí. Los evadidos abordaron la camioneta que arrancó para desaparecer en la noche mientras en el barrio cercano muchos se disponían a ver las emisiones estelares de los informativos sin saber que la noticia bomba acababa de producirse unos metros más abajo de sus casas.

La fuga no se detectó sino hasta la 7 de la mañana del martes 19 cuando se realizó el primer conteo de reclusos. El director del penal, doctor Edgar López ordenó que de inmediato se estableciera la identidad de los escapados y las posibles responsabilidades. A esa hora el país se enteró de que estaban otra vez en circulación cinco de los más peligrosos delincuentes del país; entre ellos Hernán Gregorio López Ortuño, alias “Hernancito” uno de los asesinos de Gustavo Polidor. Unos meses antes la doctora Blanca Romero de Castillo había confirmado la sentencia del Juzgado Décimo Quinto provisorio y condenó a “Hernancito” a purgar 30 años de prisión. Sin embargo y gracias a esta fuga, el malhechor no completó ni ocho meses en una celda. Los otro cuatro hombres que acompañaron a López Ortuño en esta nueva aventura eran: Douglas José Torres, Lisandro Avellaneda Martínez, Edgar Alexander Ramírez y José Caravan Rubio, éste último jefe de la temible banda los “Alcaravanes” responsable entre otros delitos del asalto al hospital de niños J.M de los Ríos y el homicidio de un camarógrafo de Venezolana de Televisión.

La complicidad interna se estableció de inmediato por la peculiar manera en que salieron los hombres, es decir, caminando por el portón principal de la Zona 2 de la PM. Otro dato que llamó la atención era el hecho de que “Hernancito” quien estaba en una celda de máxima seguridad fue pasado días antes de la fuga y sin autorización a uno de los pabellones. El General Rafael Damiáni Bustillos, comandante de la Policía Metropolitana ofició a la División de Inteligencia para que hiciera las averiguaciones. Lo primero que se hizo fue detener de manera preventiva a tres de los efectivos que estaban de guardia la noche del lunes, estos no tardaron mucho en confesar que estaban implicados y en dar los nombres del resto de sus cómplices. El mismo martes 19 ya se sabía que los delincuentes habían pagado millón y medio de bolívares a 8 funcionarios de la PM y de la Dirección de Prisiones para que facilitaran la fuga, el dinero fue pagado en tres partes y entre los agentes corruptos había 2 damas.

Por los interrogatorios se supo que estos funcionarios tenían por lo menos un año cooperando en la fuga de internos y hasta ese momento habían logrado cobrar cerca de 20 millones de bolívares. Todos los presuntos implicados fueron suspendidos y llevados a la División contra la Delincuencia Organizada de la Policía Técnica Judicial. Días después el comisario Humberto Flores reveló que parte del dinero fue incautado en la residencia del agente de la PM, Óscar Figueroa quien era vecino de Lisandro Avellaneda uno de los evadidos.

La actitud de estos corruptos funcionarios puso en la calle a un sujeto muy peligroso del que lamentablemente se sabría en pocos meses: Hernán Gregorio López Ortuño, alias “Hernancito”.

hernancito

Eduvigis de Polidor

Cuando murió su esposo, Eduvigis sintió suya la frase de Sabato “La felicidad está rodeada de dolor”. Dos balazos acabaron con 17 años de una relación que empezó temprano y que hubo de levantarse a contracorriente por no contar con la aprobación familiar. Ahora sin Gustavo, la mujer debía enfrentar no solo la incertidumbre, sino además el distanciamiento de los parientes del beisbolista quienes de manera velada insinuaban que algo tenía que ver con el homicidio. Para los Polidor era extraño que unos sujetos que presuntamente entraron a robar terminaran sin llevarse nada consigo, ni siquiera las costosas prendas que al momento de la muerte lucía el famoso deportista. Otra situación mortificante que le tocó vivir fueron las amenazas que recibió por parte de los delincuentes mientras eran juzgados, debido a que ella era la única testigo del crimen. Pasado un tiempo de la muerte de Gustavo, Eduvigis decidió proseguir con su vida, en los primeros días se mudó con una hermana que vivía en Propatria y luego aceptó la oferta que le hiciera Oswaldo Guillén para que se fuera a un apartamento que éste tenía en el este de Caracas; se matriculó en la escuela de Derecho de una conocida universidad y con el tiempo regresó a la quinta Mari Michelle de Santa Mónica; allí estaba cuando se supo de la fuga de “Hernáncito”. El día 20 de diciembre Eduvigis declaró a la prensa que sentía temor porque el peligroso delincuente podía regresar a su casa para dañar a su familia y expresó que a sujetos como “Hernáncito” debía aplicárseles la pena de muerte. A partir de ese momento la viuda comenzó a recibir llamadas de funcionarios de la Policía Metropolitana que le pedían dinero para matar a “Hernáncito”, oferta que a pesar de su afirmación pública, la mujer rechazó de plano.

Mientras esto pasaba el hampa desaforada seguía clavando sus colmillos en la yugular de una sociedad atemorizada al extremo. Un crimen espectacular sucedía a otro con una frecuencia pasmosa haciendo que el ciudadano de a pie viviera encerrado y paralizado por el terror. Según cifras oficiales citadas por las profesoras Teresa Salazar y Elizabeth Torres en el estudio Droga – Homicidio publicado en la revista del Centro de Investigaciones Penales y Criminológicas de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas de la Universidad de Los Andes en el año 2001; para 1996 la tasa de homicidios en Caracas por cada 100.000 habitantes era de 56.0, equiparable solo a sociedades endémicamente violentas como la colombiana y la salvadoreña. Un cruel ejemplo de esa realidad la vivirían pronto dos vecinas de la urbanización Terrazas del Ávila ubicada en el extremo nororiental de la ciudad, en un robo-secuestro en el que reaparecería nuestro antihéroe.

Urbanización Chuao, Caracas – 15 de abril de 1996

Cuando estaba a punto de cumplirse un año de la absurda muerte de Gustavo Polidor, uno de sus victimarios se disponía a efectuar otra de sus letales jugadas.

Alrededor de las 8:30 de la noche del lunes 15 de abril de 1996, la señora Maria Magdalena Monagas de 31 años salía de realizar su habitual rutina de ejercicios en un gimnasio ubicado en Chuao. Maria Magdalena entró al estacionamiento en compañía de una amiga de apellido Palacete para abordar su vehículo y retirarse a su residencia. En el momento en que las mujeres entraban a sus respectivos automóviles fueron sorprendidas por dos hombres que las conminaron a entregar sus pertenencias. Con horror Maria Magdalena vio que el hombre que asaltaba a su amiga se vino al carro de ella y junto al otro hombre la obligaron a ponerse en marcha. Inexplicablemente dejaron libre a Palacete quien de forma inmediata se comunicó con la Policía Municipal de Sucre. Con la información suministrada por la dama sobre la identidad de la secuestrada y las características de su vehiculo los policías se dieron a la tarea de ubicarlo; mientras tanto otras comisiones se dirigían a la calle 4 de la urbanización Terrazas del Ávila, sitio donde residía la señora Monagas.

La intención de los asaltantes era la de llegar a la casa de la mujer para saquearla, Al llegar al apartamento 42-A se encontraron con la hermana de Maria Magdalena, la joven Lorena de 19 años, quien para la época cursaba estudios de Administración en la Universidad Metropolitana. Cuando los efectivos de la Policía Municipal de Sucre llegaban al apartamento se toparon con los dos hampones que ya venían saliendo; éstos al ver a la policía retrocedieron para atrincherarse con las hermanas Monagas como rehenes. A partir de ese momento se activarían 22 horas de angustia que terminarían de forma trágica.

Pánico en Terrazas – Robo, secuestro, show y muerte.

En cuestión de minutos un enjambre de patrullas de distintos cuerpos policiales pleno la calle 4, los delincuentes amenazaron con matar a las mujeres si alguno de los policías intentaba el ingreso al apartamento por lo que el comisario José Ramón Lazo Ricardi, director de la Policía Técnica Judicial se hizo presente en el sitio con la intención de dialogar con los secuestradores; uno de los plagiaros que se identificó como Darwin José Romero pidió contactar con las autoridades; eso si, exigiendo la presencia de un canal de televisión. Hasta la puerta entreabierta llegó Lazo Ricardi en compañía de un camarógrafo de Venevisión y un fiscal del Ministerio Público para entablar un dialogo que se transmitió en vivo a nivel nacional. El delincuente que apenas asomaba parte del rostro enmascarado mientras apuntaba a la sien de María Magdalena, advirtió que si les disparaban, ellos no dudarían en matar a sus rehenes, a continuación exigió la presencia del Ministro de Justicia, Enrique Meier como punto de partida para llegar a un acuerdo, el alto funcionario, a quien el delincuente llamó despectivamente “el Chiguire” no accedió a aquella petición.

Otra de las cosas que pidió el sujeto fue un vehículo para salir de la zona, esta segunda exigencia trató de ser canalizada por el propio Fiscal General Iván Darío Badell, quien incluso se ofreció a servir de chofer para trasladarlos hasta la Fiscalía y allí negociar la entrega a los cuerpos de seguridad, este punto tampoco prosperó.

terrazas del avila maria monagas

Al llegar la mañana el cansancio y los nervios estaban a flor de piel. Un ingrediente que vino a agregarse en aquel peligroso cóctel fue la presencia innecesaria de figurones de la política que lejos de aportar algo acudieron al sitio con la clara intención de ganar notoriedad en un “show” que algunos medios radiales y televisivos tenían montado en vivo y en directo. La situación provocada por esta gente llegó a tal punto que en un momento las mismas jóvenes secuestradas hicieron llamados inútiles a que colaborarán con las autoridades; horas antes el Ministro Meier había pedido a aquellas personas que se retiraran y se liberarán las vías del exceso de vehículos no pertenecientes a los cuerpos policiales. El afán de algunos de figurar en los medios de comunicación fue tal que los llevo a ofrecerse a un intercambio por las rehenes, lo cuál por supuesto no sucedió.

El equipo liderado por Lazo Ricardi tenía fundadas sospechas de que el hombre que se hacía llamar Darwin José Romero era en realidad “Hernáncito” por lo que se activó un equipo de inteligencia cuya misión era establecer la verdadera identidad. La noche del 15 de abril al regresar a casa de la universidad, la señora Eduvigis, viuda de Polidor atendió una llamada telefónica del comisario Leonardo Díaz Paruta quien le pidió que encendiera el televisor, al hacerlo la mujer se topó con la desagradable sorpresa de un rostro que reconoció a pesar de la mascara; no le cupo ninguna duda, aquel tipo era el mismo que un año antes había matado a su esposo; sin embargo el elemento que confirmó definitivamente la identidad de Hernán Gregorio López fue un teléfono celular por el que el hampón se estaba comunicando. Al establecer por medio de la empresa operadora la dirección del propietario, los detectives llegaron hasta la vivienda de la madre de “Hernáncito” a la que pidieron que tratara de convencerlo de deponer su actitud.

La señora Beatriz Ortuño fue llevada al sitio y con lágrimas en los ojos rogó a su hijo que se entregara informándole que tenía la promesa de los policías de que respetarían su integridad física. Al pedido de su madre, “Hernáncito” accedió a entregarse y prometió salir del apartamento con una de las rehenes, la más joven de ellas, Lorena Monagas. En el pasillo lo esperaba el comisario Lazo Ricardi al que el delincuente entregó la pistola. Lamentablemente el otro hombre sintiendo que su compinche lo había traicionado montó en cólera y entreabriendo la puerta comenzó a disparar en contra del grupo que estaba en el pasillo. Las balas impactaron a uno de los fiscales y al detective de la PTJ Jesús Rivas Reyes quien como consecuencia de las heridas quedaría parapléjico. Los funcionarios, periodistas, curiosos y “pantalleros” que estaban abajo se alarmaron al oír los disparos. Al momento de ser trasladados los heridos a un centro asistencial, fue arrollado el comisario Henry Vivas quien para la época se desempeñaba como Jefe de Operaciones de la Policía Metropolitana, el impacto le produjo una herida de cráneo que lo mantuvo por un buen tiempo en comprometido estado de salud.

La decisión final

Con la agresiva reacción del lugarteniente de “Hernáncito” las cosas se agravaron, éste último al salir reveló que se trataba de Julio Zambrano (a) “El Psicópata” quien había purgado una condena de varios años en el retén de Catia hasta que se le detectó una enfermedad mental y fue trasladado a un hospital psiquiátrico de donde se fugó unos meses antes. Con esta revelación el cuadro que se le presentaba a la policía no era nada halagador. Desde que se entregó “Hernáncito” (3 p.m.) hasta que se tomó la decisión fatídica de asaltar el apartamento transcurrieron tres angustiantes horas. En ese lapso el comisario Lazo Ricardi y los fiscales del Ministerio Público se mantuvieron en un apartamento vecino tratando de convencer a Zambrano de que se entregara; el hombre no respondía; el sacerdote católico Juan Manuel Fernández medió en la situación también de manera infructuosa; le habló varias veces al delincuente y le citó pasajes bíblicos mas el hombre no respondía. Puertas adentro había obligado a María Magdalena a desnudarse y se mantenía atento a la pantalla del televisor. A las cuatro de la tarde llegó un grupo comando de la DISIP que en reunión con los jefes de PTJ tomaron la decisión final. Varios hombres de la DISIP descenderían a rapel desde la azotea del edificio hasta ubicarse en el piso 4, allí esperarían que sus compañeros detonaran una bomba de agua en la puerta del apartamento con la intención de aturdir al delincuente, en ese preciso momento los hombres entrarían disparando sorpresivamente por la ventana para matar a Zambrano.

Lamentablemente el elemento sorpresa con el que la policía esperó contar quedó anulado por la transmisión en vivo que hacían los canales de televisión, por lo que el peligroso delincuente se mantuvo siempre al tanto de lo que le venía. Cuando se inició la operación, Zambrano se metió en un baño colocando delante de sí a María Magdalena Monagas a manera de escudo humano. Pasada la cinco de la tarde se escuchó una pavorosa explosión, seguida de un intenso tiroteo. Al disiparse la espesa humareda, aparecieron entre los destrozos los cuerpos de las dos personas que estaban en el apartamento, el secuestrador y la plagiada, el primero ya era cadáver y la segunda se encontraba muy mal herida, falleció horas después en el hospital Domingo Luciani.

La actuación de la policía y de algunos medios de comunicación fue duramente criticada, a la primera se le acusó de acabar con la vida de una persona inocente en una operación torpe y descoordinada y a los segundos se les tildó de irresponsables por haber convertido en un circo de audiencias una situación sumamente delicada en la que estaba de por medio la seguridad, la integridad y la vida de seres humanos, para lo cual tomaron como excusa el derecho a informar.

La versión oficial sobre la muerte de María Magdalena Monagas le atribuía la responsabilidad a Julio Zambrano. El 22 de abril el comisario Lazo Ricardi declaró que según las experticias forenses el cuerpo de la dama presentaba dos impactos, uno en la clavícula y otro en la pelvis los cuales fueron efectuados por su secuestrador. Sin embargo parece extraño que estando la mujer pegada de espaldas al secuestrador esos disparos los haya podido hacer él, sobre todo el de la pelvis.

El viernes 10 de mayo Lorena Monagas rompió su silencio para acusar a la policía de haber actuado de manera apresurada e irresponsable: “Los agentes de la DISIP entraron el apartamento disparando a ciegas y es mentira que hayan usado una bomba de agua, lo que se usó para derribar la puerta fue un explosivo plástico y el conteo se hizo a viva voz así que es también mentira lo del elemento sorpresa”. Expresó la muchacha.

El secuestro de Terrazas del Ávila quedó en la mente de los venezolanos, como pasó con la llamada tragedia del Urológico de San Román, en ambos casos los acontecimientos entraron a las casas a través de las pantallas en el mismo momento en que se producían y en ambos el saldo fue dolorosamente trágico.

El 29 de abril, justo al cumplirse un año de la muerte de Gustavo Polidor, Hernán Gregorio López Ortuño, alias “Hernancito” fue encerrado en una celda de máxima seguridad con sistema de circuito cerrado de televisión en la cárcel de El Rodeo.

El 16 de mayo de 1996 en horas del mediodía, fue trasladado bajo fuertes medidas de seguridad a la sede del Tribunal XV de Primera Instancia en lo Penal y de Salvaguarda para ser impuesto del auto de detención por el delito de robo a mano armada en perjuicio de una familia. En las calles otros hombres como él seguían robando y asesinando. 

Lea también: El día que mataron a Polidor

Publicado el 16 de julio de 2012

Volver a la Portada del Blog

Síguenos en Twitter

38 comentarios

  1. ¡Os felicito por tan magnifica pagina! pero a todas estas ¿Qué es de la vida de este susodicho “Hernancito”? ¿Murió o sigue haciendo de las suyas? saludos y un abrazo fraternal a vosotros.

    Me gusta


  2. Saludos , me encanta este blog y los felicito por la constancia…. siempre estan publicando casos interesantes… me gustaria saber que informacion manejan sobre el caso de Maye Brandt, saludos y que sigan cosechando exitos.

    Me gusta


    • Hola, muchísimas gracias por el apoyo y el buen concepto que tienes de nuestro trabajo. El caso de Maye Brandt esta pautado para una próxima publicación, actualmente estamos en la etapa de investigación. Recibe un abrazo y nuestros mejores deseos.

      Me gusta


  3. muy bueno el relato muy completo felicitaciones y una pregunta ¡¿ que es de la vida del tal hernancito ‘? gracias

    Me gusta


  4. Hola Pedro y Mariana…felicitaciones de nuevo por el excelente trabajo que realizan, contribuyendo de manera amena y efectiva para mantener viva la memoria cuando no dar a conocer a los mas jovenes de los hechos policiales mas sonados de nuestro país. Del caso que difunden hoy el mismo tiene varios detalles escabrosos que me imagino por la crudeza de los mismos no los detallaron en su relato. Conozco un par de detalles del caso de primera mano que si desean les puedo dar a conocer…aunque capaz que ustedes ya los conozcan. En cualquier caso estoy a sus ordenes si lo desean para comentarles al respecto. Saludos cordiales y sigan adelante

    Me gusta


    • Hola Manuel, gracias por el buen concepto que tienes del trabajo que hacemos. Tienes razón, en líneas generales tratamos de no incluir en los casos que publicamos detalles que puedan ser muy sórdidos por respeto a las personas involucradas y a nuestros lectores. En todo caso envíanos el material que tengas allí para comentarlo contigo, seguramente contenga datos de interés, pensamos publicar próximamente un ensayo sobre los entretelones de los casos de Polidor y Terrazas y te daríamos el crédito por la información. Llegue hasta ti un abrazo y nuestros mejores deseos.

      Me gusta


  5. Hola, excelente caso, yo era un niño cuando ocurrió pero recuerdo perfectamente todo el circo mediático que se armó alrededor de aquel incidente, incluso los antisociales lograron contactar telefónicamente con el programa “a puerta cerrada” de RCTV en vivo en televisión abierta.

    Algunos meses después de este caso se produjo un secuestro en Cúa, edo. Miranda con menor duración pero con el mismo impacto mediático que terminó con un certero disparo de la Brigada de Operaciones Especiales en la frente del secuestrador en vivo por televisión abierta, recuerdo que fue un caso bastante sonado por allá en 1998 si mal no recuerdo, sería excelente contar con ese reportaje.

    Saludos.

    Esteban Vásquez

    Me gusta


  6. Muy buena esta página, ya la he copiado a otras personas, excelente narración de los hechos

    Me gusta


  7. Muy interesante todos los reportajes. Los leí hace unos meses atrás y veo que ya hay material actualizado.
    Sería interesante uno acerca de aquel matapolicias, creo que fueron 4 o cinco en una noche, el asalto al avion de valores de 1992 o la tragedia del Barrio Ziruma

    Me gusta


    • Salud Juan Carlos, gracias por tu amable comentario y las sugerencias. El primer caso que mencionas lo estamos procesando para publicar en los próximos días; del segundo te agradecemos enormemente que lo hayas propuesto. Llegue hasta ti un abrazo.

      Me gusta


  8. Muy bueno, la documentación del caso. habían detalle que no recordaba… Gracias….!

    Me gusta


  9. Es una pena que todo halla acabado asi,,conocia personalmente a Magdalena ,ella era proveedor en la Cia donde trabajaba,si creo que fue un error la transmision de ese acontecimiento y no hubo elemento sorpresa

    Me gusta


  10. Hola amigos… Muy buena la pagina para recapitular hechos de importancia acaecidos en nuestro pais… Les dejo algunas historias no menos importantes para ver si las tienen por publicar… El Caso Carmona Vasquez, El Caso Raymond Aguiar, El Caso Hermanos Faddoull, El Caso de Totesaut… Suludos y que sigan sus exitos.

    Me gusta


  11. tremenda pag felicidades estoy leyendo casos desde las 10 pm ya son las 2:30 am deberian poner tambien el caso del malandro loco que. secuestro a una señora e hirio a los hijos en charallave o guatire no recuerdo bien pero lo mato un francotirador saluos y exitos

    Me gusta


    • Saludos Christopehr,
      Gracias por tus palabras, si conoces algún dato de ese suceso como el año nos ayudaría a buscar la información. Esperamos que sigas disfrutando de los demás artículos. Un abrazo, Pedro y Mariana

      Me gusta


  12. Tu blog es muy bueno, pasé horas leyendo los casos de los años 90, y me uno a la misma pregunta. ¿Qué se sabe de Hernancito? googleé un poco y al parecer aún se encuentra purgando condena de 25 años.

    Me gusta


  13. Recuerdo que empezaron a decir que Hernancito era un muchacho que había estado preso en Catia y había aparecido en a Puerta Cerrada desmintiendo que no era él.

    Me gusta


  14. Excelente blog e interesante narracion historica de los sucesos de los 90

    Me gusta


  15. Ni idea de que esto existía, muy buen trabajo, hermano el nombre “Caramelito Branger” te suena en un conmocionado secuestro que salió mal a finales de los 80, el hijo de un prominente empresario que murio en la maleta de un carro asfixiado? Tienes material de ese caso?

    Me gusta


    • Hola Romero, gracias por tu comentario. El caso que mencionas, en el que estuvo involucrado Caramelo Branger es el secuestro del niño Vegas Pérez ocurrido en febrero de 1973. Toda la información sobre el tema la puedes leer en nuestro artículo El Caso Vegas Pérez.

      Me gusta


  16. Hola buenas tardes de verdad soy de las personas que jamás comenta en fotos o páginas web pero en este caso es muy diferente. Desde que encontré este blog siento que halle una mina de oro en bruto, sus narraciones son por lo las bajó espectaculares, en mi casa no paramos de conversar los casos que voy leyendo, aunque teniendo casi 30 años en la mayoría no había nacido y en otros era una niña me acuerdo de unos cuantos, mis papas comentan muy emocionados aquellos de los cuales fueron testigos, específicamente mi mama vivió el terremoto de Caracas y para mi es muy emocionante poder compartir con ellos todos estos relatos. Espero más relatos y muchas gracias por abrir este espacio que tanto necesitamos los venezolanos, que como de costumbre son de fácil olvidar. Saludos y mi más sincera admiración.

    Me gusta


    • Saludos Veronica,
      Muchas gracias por tus palabras, que bueno que nuestros artículos te estimulen a escribirnos pues nos dan más energías para continuar nuestra labor de investigación, si bien no hemos publicado recientemente, no hemos dejado de investigar y esperamos volver una vez que Pedro este al 100% recuperado. Los comentarios que nos hacen ustedes nuestros seguidores son recibidos con mucho cariño y entusiasmo. Un abrazo
      Mariana

      Me gusta


  17. Me gustaria saber tambien sobre los Faddul

    Me gusta


  18. Hernan está en la PGV, es uno de los respetados y colaboradores de esa cárcel. Ya le faltan 10 años para salir.

    Me gusta


    • La mayoria de los casos son de ccs, fuera bueno que investigara en casos sonados en otros sitios del pais.!! Muy buen trabajo..! Felicitaciones saludos desde Edo Trujillo.h

      Le gusta a 1 persona


    • Cuando saldrá el caso de Maria Mercedes Mota de Arreaza? asesinada por el cobarde de Rafael Landaeta Arizaleta…

      Le gusta a 1 persona


  19. Hernancito esta nuevamente en fuga de la penitenciaría general de Venezuela edo. Guarico estaba en régimen especial, sra. Eudivigis de polidor que actualmente es jueza en tribunales de la Lopna teme por su vida y la de su hijo, hasta cuando tanta complicidad entre los organismos de seguridad del estado y los delincuentes

    Le gusta a 1 persona


  20. Muy buen trabajo de investigación, los felicito de verdad, aquí se saben detalles que no se presenciaron en el día de los hechos. Me gustaría leer uno sobre la toma de rehén en Cúa, edo. Miranda. Saludos.

    Le gusta a 1 persona



¿Y tú que opinas de este tema?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: