h1

Ensayo 4 Crímenes 4 Poderes II parte

cuatro crímenes cuatro poderes los casos reales


Regresar a la primera parte

Fecha: 5 de diciembre de 1965

Indiciado: Diputado Martín Antonio Rángel

Personaje en la novela: Diputado Pedro Rosales

Víctima: Hilda Margarita Hernández de Rángel

Personaje en la novela: Hilda de Rosales

Responsable de la investigación: Comisario Dr. Carlos Olivares Bosque

Personaje en la novela: Comisario Martínez León

El tercer caso en orden cronológico, es el segundo en la novela. Se trata de un crimen verdaderamente espeluznante. Una joven mujer es brutalmente asesinada en su propia casa, a pocos metros de sus pequeños hijos. El arma utilizada es un explosivo oculto en una pequeña estatuilla en yeso de la virgen María Auxiliadora.

La estatuilla fue enviada por el asesino el día viernes 3 de diciembre de 1965, utilizando el servicio de encomiendas de la compañía Avensa. En la guía, el remitente quedó registrado como José Antonio Colmenares; esta persona existía realmente, su nombre fue usurpado para hacer el envío, al ser investigado por la PTJ quedó finalmente descartado.

El peligroso paquete permaneció en los depósitos centrales de la agencia todo el fin de semana hasta el día lunes 6 cuando uno de los empleados lo llevó hasta la oficina de comunicaciones del extinto Congreso Nacional. En esa dependencia los empleados llegaron incluso a bromear con el paquete lanzándolo de un sitio a otro. Un dato llamativo es que nadie recordaba que existiese en el congreso un diputado con el nombre del destinatario: Martín Antonio Rángel, y es que a pesar de estar en el foro por excelencia del debate político, el hombre se mantenía de muy bajo perfil. Luego de averiguar quien era el destinatario el paquete le es entregado a eso de las seis de la tarde por la señorita Rebeca Betancourt. El diputado acciondemocratista muestra extrañeza y declara no conocer al remitente, rasga el paquete y al ver que contiene una virgen intercambia bromas con la empleada de comunicaciones diciendo al final que se lo llevaría a su esposa a quien seguramente si le agradaría el obsequio.

Martín Antonio Rángel entrega el paquete a Hilda a eso de las diez de la noche y sale al estacionamiento con la excusa de buscar la guía de envío. Es en ese momento cuando ocurre la explosión que termina con la vida de la joven.

La ficción

La primera escena de la novela es una sesión en la cámara baja que le sirve al autor para presentar al personaje principal y establecer ante los lectores su perfil psicológico y su historial. Este capitulo de 4 Crímenes 4 Poderes tiene al igual que los otros tres un desarrollo secuencial pero la acción se resuelve con rapidez al estar montada en dos planos que se vinculan de manera directa: la muerte de la esposa del diputado, a la que por cierto da el mismo nombre de la persona real y la búsqueda y captura de un grupo de jovencitos vinculados al accionar subversivo.

Mármol León juega con los tiempos históricos al introducir hechos y personajes que en realidad pertenecieron a épocas distintas a la de la acción que se narra – recurso perfectamente válido, pues se trata de una novela -, está por ejemplo el hecho de que en la vida real, el comentario clave sobre el contenido del paquete no lo hace a la empleada del Congreso sino a un grupos de diputados en uno de los pasillos del Palacio Federal Legislativo, al final un parlamentario comunista le dice irónicamente que el regalo debe ser lógicamente para Hilda pues “Tú, Rosales no crees ni en tu partido”; recordemos que para ese momento todos los diputados y senadores del PCV estaban presos en el cuartel San Carlos.

El autor introduce un personaje – el chófer del diputado – de nombre Ramón Sarmiento quien da al comisario León las primeras razones para sospechar en firme del viudo al narrarle el trato despótico que éste le daba a la malograda esposa y la afición del político por tener amantes. En el plano real los esposos Rángel – Hernández no tenían chófer; el propio diputado manejaba el Oldsmobile que les servía de transporte. El diputado Pedro Rosales termina despidiendo al chófer unos días después del asesinato de la esposa. En la novela los hechos se van desencadenando con velocidad al punto de que el comisario León enfrenta al diputado Pedro Rosales casi de inmediato lo que le vale una regañina por parte de sus superiores.

La realidad

En el hecho real en el que se basa la historia, el diputado Martín Antonio Rángel es ciertamente interrogado por la PTJ en presencia de un fiscal del Ministerio Público en fecha temprana (10 de diciembre de 1965) pero se presenta todavía en calidad de testigo y agraviado, dos días después se filtran a la prensa las sospechas que recaían sobre el viudo, éste en una entrevista que concedió al vespertino El Mundo niega enfáticamente haber asesinado a su esposa y atribuye esas acusaciones a mentes aviesas.

Este caso después se va enfriando en la prensa; como siempre ocurre en Venezuela un escándalo tapa a otro y en aquella época ciertamente los escándalos estaban a la orden del día, sin embargo las investigaciones prosiguen de manera lenta pero segura.

El viernes 4 de marzo de 1966 El Nacional publica una extensa entrevista al diputado Martín Antonio Rángel firmada por el periodista Germán Carías en la que el político afirma que la muerte de su esposa fue planificada con el objetivo de provocar un golpe de estado dando así un rubicón a la tesis del atentado terrorista defendida por el gobierno.

El atentando se atribuye primero a las facciones de izquierda alzadas en armas, se dice que el objetivo era hacer estallar aquella carga en el hemiciclo de la cámara de diputados. A medida que pasa el tiempo van surgiendo nuevas hipótesis, se baraja la posibilidad de que se tratara de una venganza personal dirigida contra el diputado por Acción Democrática (AD) Martín Antonio Rángel. Éste, que había sido gobernador del Delta Amacuro tenía en la zona algunos enemigos. El más conspicuo de ellos, un ex militante de AD, llamado José Ramón Zacarías fue detenido al seguirse esta línea de investigación y posteriormente fue descartado; aquí como en el caso del capitán Roberto Rivero Pérez, fueron surgiendo de manera casi inmediata elementos que le daban un peligroso vuelco a la investigación.

En este proceso lo que llamaba la atención de los investigadores sobre el diputado era la tranquilidad pasmosa que exhibió ante la terrible muerte de su esposa, las contradicciones entre las declaraciones del diputado y los principales testigos, el notable deterioro de las relaciones con su esposa y el hecho de que el diputado llevara el paquete mortal a su casa en la maleta del carro y no en la guantera.

Tanto la defensa como los compañeros de su partido, acusaban a la guerrilla y esgrimían que el explosivo fue elaborado y montado en la fábrica de armas que los subversivos tenían en el cerro de El Garabato y que había sido allanada y desmantelada el 29 de octubre de ese mismo año. Sobre esto hubo una primera declaración del Ministro de la Defensa General Ramón Florencio Gómez negando de plano que la bomba hubiese sido fabricada en ese sitio, para esto se basó en el análisis de los componentes químicos de la bomba que hicieran los expertos en explosivos del ejercito. Años después cuando el diputado estaba a punto de salir en libertad, su compañero de partido, el Dr. Gonzalo Barrios, quien había sido Ministro de Relaciones Interiores cuando ocurrió el asesinato, aseguró que en el allanamiento hecho a la fábrica clandestina de armas se encontraron imágenes religiosas en yeso similares a la usada para albergar la bomba; esta afirmación como podrán imaginar ustedes no contó con ningún tipo de prueba material que la respaldara, fue solo el acostumbrado uso de los medios para establecer una verdad.

Los expertos en explosivos de la ficción y de la realidad

En 4 Crímenes 4 Poderes, el comisario León va recabando indicios contra el diputado interrogando a la gente de su entorno y a personas que lo conocían desde épocas pasadas. Es así como se entera de que Pedro Rosales fue un activo miembro de la resistencia contra la dictadura de Marcos Pérez Jiménez y un destacado experto en explosivos. Esta información lo lleva a revisar los archivos hemerográficos en los que encuentra que Rosales fue detenido en octubre de 1955 como líder de un frustrado atentado con explosivos contra el dictador Pérez Jiménez, la información la corrobora entrevistándose con ex miembros de la Seguridad Nacional que purgaban condenas en la cárcel Modelo de Caracas. Este dato se convierte en un hecho clave dentro de la novela.

En la referida entrevista con Germán Carías, el parlamentario Martín Antonio Rángel niega de plano que fuese experto en explosivos.

En los primeros días de la investigación, la PTJ trabaja sobre una pista muy vaga proporcionada por el señor Efraín Salazar, quien fue la persona que recibió el paquete, (en la novela lo recibe una señora de nervios muy frágiles). Según Efraín Salazar, el paquete fue llevado por un hombre al que parecía faltarle el brazo derecho, en base a esto se detiene al mayor del ejército Arnaldo Montilla quien casualmente era cliente del servicio de encomiendas, le faltaba el brazo derecho y era experto en explosivos. Para colmo de males las características del retrato hablado hecho en base a lo descrito por Salazar coincidían casi en un ciento por ciento con las del militar. Éste fue detenido por averiguaciones pero tuvo que ser descartado pues se descubrieron muchas inconsistencias, la policía judicial lo pasó al Servicio de Información de las Fuerzas Armadas (SIFA) que luego de completar los necesarios trámites burocráticos lo puso en libertad.

Interviene el poder político

Luego de que aparece la entrevista al diputado en el diario El Nacional, los detectives encargados del caso son amonestados y sacados del caso, a partir de ese momento las investigaciones quedan “a nivel de dirección”. No sabemos si “a nivel de dirección” es un eufemismo para designar la amnesia pues a partir de ese momento El Crimen del Cafetal cae en un letargo glacial del que solo sale cuando el diputado contrae matrimonio nuevamente en agosto del 66 llamando la atención de la prensa con ese acto. No había pasado un año de la muerte de Hilda y él se casa con una menor de edad y la lleva a vivir a la misma casa en la que vivió con su difunta esposa.

Cuanto termina su periodo en el Congreso y cesa la inmunidad parlamentaria, Martín Antonio Rángel es detenido y puesto a la orden del juzgado Segundo en lo Penal, la acusación de la fiscalía: Homicidio calificado y la pena solicitada, 25 años de presidio.

El 10 de julio de 1972, el ex diputado fue puesto en libertad al considerarse que las pruebas recabadas en su contra eran insuficientes.

Este suceso fue bautizado por la prensa de la época como El Crimen del Cafetal, Fermín Mármol León lo tituló El Caso De La Estatuilla Mortal (el poder político). Para leer los detalles reales de éste suceso ocurrido en diciembre de 1965 haga clic en la imagen de abajo.

4 Crimenes 4 Poderes La estatuilla Mortal

Ir a la tercera parte (Caso Vegas Pérez)

Publicado el 23 de noviembre de 2011

Volver a la Portada del Blog

Síguenos en Twitter

Anuncios

6 comentarios

  1. […] Parte 2 (Poder Político y Poder Económico) […]

    Me gusta


  2. Como conseguir el libro 4 crímenes y 4 poderes con sus vídeos e historia

    Me gusta


    • Saludos José Miguel,
      El libro 4 crímenes 4 poderes es muy sencillo de conseguir en cualquier librería de Caracas, el autor es Fermín Mármol León. y las películas basadas en estas historias se llaman Cangrejo I y Cangrejo II. Un abrazo

      Me gusta


  3. No se pero me parece que falta el caso del niño vega. No esta en esta reseña.

    Me gusta


  4. Interesante el Libro escrito por el Abogado de Martin Rangel, Dr Armando Lazo Rivero ” El Mal llamado Crimen de El Cafetal “. Se los recomiendo a lo que desean saber más de este caso.

    Perfil de Facebook de Jerry Cruz

    Me gusta



¿Y tú que opinas de este tema?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: