h1

La muerte de la modelo

modelo asesinada en el avila

La mañana del martes 9 de febrero de 1993 la joven Marisol Da Silva Vieira, conocida modelo de televisión se disponía a salir de su casa en La Florida con dirección al cerro El Ávila para realizar su rutina de ejercicios.

Antes de abandonar el apartamento, la chica de 22 años se plantó frente al espejo y lo que vio la satisfizo. Finas curvas se repartían proporcionalmente a lo largo de su agraciada figura rematando en una cabeza de hermosos rasgos lusitanos. La ropa deportiva que vestía cubría un cinturón térmico y sus caderas sostenían un bolso tipo Koala. Marisol acostumbraba a subir todos los días, la mayoría de las veces acompañada de su novio, Aníbal Longart Plessman hijo de una conocida locutora. Aquella mañana decidió ir sola.

Unas horas antes de ese mismo día Víctor Colmenares Lupión de 33 años, piel blanca, cabellos lisos, bigotes canos y 1,65 m de estatura salía del edificio Curucuruma ubicado en Terrazas del Club Hípico. Sus vecinos lo miraban con ojeriza pues su conducta no era especialmente agradable. Pese a ser un desocupado crónico Víctor se paraba todas las mañanas en una esquina de la urbanización a pedir aventones tal como si fuese al trabajo, curiosamente en ocasiones escogía vestirse como médico y en otras como piloto.

Colmenares Lupión vivía junto a su padre y hermanos en el piso 8, apartamento 83 del mencionado edificio, la madre los había abandonado estando pequeños y el padre se encargó de preservar la unidad familiar ayudado por la mayor de sus hijas quien asumió como pudo la faltante figura materna. 

En la escuela Víctor fue siempre un muchacho serio, retraído y callado, pero afable y servicial. Abandonó temprano los estudios formales pese a ser un muchacho inteligente al parecer por un lamentable episodio de meningitis. Ya de adulto, sin embargo era versado en leyes y manejaba a la perfección el inglés.

Con 33 años su experiencia laboral era escasa, su última colocación había sido como vendedor de bienes raíces; en realidad no duraba mucho en los empleos porque tenía un problema: Le gustaba acosar sexualmente a sus compañeras de trabajo.

Era esta conducta la que le había ganado la antipatía de sus vecinos quienes llegaron a acusarlo dos veces ante la prefecta del municipio Baruta, Ramona Pérez de Blanco por intento de violación, sin embargo nunca fue detenido porque las presuntas agraviadas no acudían a declarar. Lo que si tenía Colmenares Lupión era una entrada a la policía por hurto, pues en una ocasión entro a casa de su vecina la diseñadora Gabriela Román para llevarse algunos objetos. Sus frecuentes ataques sexuales a niños y mujeres de la urbanización cesaron en octubre de 1992 cuando un oficial de la Guardia Nacional residente en la zona amenazó con detenerlo y enviarlo a las colonias móviles de El Dorado si proseguía con su comportamiento. Un mes después el oficial fue apresado por estar aparentemente vinculado al golpe de estado del 27 de noviembre.

modelo marisol da silva vieira

Víctor tenía además un hobby, coleccionaba navajas. Últimamente se había aficionado a solicitar los servicios de prostitutas que se anunciaban eufemísticamente como masajistas o damas de compañía, en una ocasión se armó todo un escándalo en el edificio cuando una de estas chicas apareció corriendo por los pasillos y pedía a gritos que la socorrieran; de uno de los apartamentos le abrieron la puerta y sus ocupantes vieron con alarma que la mujer presentaba una profunda herida en el brazo. Según se supo luego la había herido Víctor Colmenares durante un forcejeo.

En esa etapa, el hombre aprovechando que manejaba el inglés de manera fluida se hacía pasar por estadounidense, contrataba a alguna de estas trabajadoras sexuales y luego de consumado el acto se negaba a pagar amenazando de muerte a la mujer. Para impresionarla sacaba alguna de sus navajas y se auto infligía heridas en los dedos. Este acto llegó a representarlo en varias ocasiones.

La mañana del 9 de febrero de 1993 cuando se paró a pedir cola en la esquina, Víctor llevaba una idea fija en la cabeza: Ese día violaría a una mujer.

marisol da silva vieira la modelo del avila

Marisol Da Silva Vieira llegó a la falda del cerro y oteó el camino que acostumbraba a escalar. La brisa fresca que bajaba de la cima le alborotaba el cabello y llenaba sus pulmones de aire vivificante. Luego de una breve calistenia se dispuso a comenzar la caminata, junto a ella subían otras personas. De pronto entre el grupo surgió un hombre que amablemente se ofreció a acompañarla en la subida. Marisol aceptó y pronto se internaron por el sendero de tierra en animada conversación. Arriba se escuchaba el gorjeo matinal de los pájaros y abajo el sordo rumor de la ciudad que despertaba.

Esa noche la señora María Vieira miraba con preocupación el reloj, pasaba de las ocho y su hija no había llegado, salió a primera hora sin sus documentos porque iba a ejercitarse relativamente cerca de su casa.

– Tal vez – Pensó la madre – , tuvo que ir a la grabación de algún comercial. Lo extraño era que no llamara.

La angustia creció en los dos días siguientes. Marisol no aparecía por ningún lado, ni su novio ni sus amigos la habían visto. En las productoras donde prestaba servicios tampoco sabían de ella. Los familiares acudieron a clínicas, hospitales, delegaciones de policía y hasta a la morgue de Bello Monte de manera infructuosa.

El día viernes 12 de febrero la familia presentó denuncia ante la Dirección de Personas Desaparecidas de la Policía Técnica Judicial que de inmediato envió oficios a los otros cuerpos de seguridad  y a los medios de comunicación. De inmediato se armó un equipo de búsqueda conformado por 20 efectivos del Cuerpo de Bomberos, 20 de la Guardia Nacional, 6 de la Defensa Civil y 15 guardabosques del Instituto Nacional de Parques que se dedicaron a peinar la zona del cerro El Ávila que frecuentaba la joven desaparecida.

El sábado 13 de febrero el guardabosques Juan Strédel que bajaba por una de las veredas del sector Loma del Cuño, cercano al distribuidor la Florida advirtió una fuerte fetidez proveniente de un matorral; se acercó al sitio y justo a las 9:06 minutos de la mañana comunicó por radio la infausta noticia: Había encontrado el cadáver de Marisol Da Silva en avanzado estado de descomposición, la chica había sido estrangulada con su propia franela y estaba sin zapatos. El mono deportivo completamente destrozado indicaba que posiblemente había sido víctima de un ataque sexual. Esto se comprobó horas más tarde en la autopsia.

En la División de Medicina Forense, el médico patólogo observaba el cuerpo sobre la fría plancha metálica; tenía 5 heridas de arma blanca tres en el pecho y dos en la espalda, una de ellas con tres centímetros de profundidad, hematomas generalizados y signos de violencia sexual.

Lo primero que hicieron los expertos de la policía técnica fue fijar el sitio donde se hallo el cadáver y colectar la mayor cantidad de indicios posibles en los alrededores, los exámenes necrológicos se orientarían a buscar cualquier vestigio que haya podido dejar el agresor en la víctima y se procedería a la citación de todo el entorno familiar y de amistades de la chica para proceder por descarte. Igualmente se citó a las personas que frecuentan el sitio.

El 17 de febrero fue citado el señor Larry Arévalo, directivo de un aeropuerto privado pues cerca del cuerpo de la joven asesinada se encontraron su cédula de identidad, pasaporte y tarjetas de crédito, este caballero demostró que el día martes había efectuado una denuncia por robo, así que la pesquisa se orientó hacia los asaltantes. Pasaban los días y las autoridades no tenían mayor información, algún testigo afirmó que había visto a un sujeto bajar por Loma del Cuño sosteniendo en sus manos unos zapatos deportivos de dama y otros objetos, se presumía entonces que era algún vagabundo que había despojado al cadáver de las pertenencias.

Las semanas pasaban y no se tenía nada en claro, la opinión pública estaba ya convencida de que este iba a ser otro crimen si castigo hasta que en el mes de marzo habló el ego del asesino, delatándolo.

modelo asesinada en el avila

Víctor Colmenares Lupión contrató a una masajista a la que citó en el Hotel Lamas, fiel a su costumbre se negó a pagar el servicio y amenazó a la muchacha con matarla, como siempre sacó una de sus navajas y se hizo un corte en las manos para impresionar. No contento con esto le habló a la chica del asesinato perfecto. Él lo había cometido y la policía nunca sabría la identidad del sujeto que violó y mató a la modelo. La mujer aterrada solo pensó en salir de la habitación y le llevo la corriente como pudo. “El asesino perfecto” dejo ir al cabo que terminaría desenredando la madeja. La muchacha entró en contacto con la policía y contó lo que había vivido. Al lograr la identificación del tipo que la contrató, los efectivos fueron de inmediato en su búsqueda. El 3 de marzo allanaron la residencia de Víctor Colmenares Lupión, incautando su colección de navajas, una toalla amarilla ensangrentada y otros objetos que pudieran vincularlo al crimen. Al principio el hombre negó todo pero los indicios estaban en su contra. De inmediato se supo todo lo que había hecho, los infructuosos intentos de violación en la zona donde vivía, su conducta errática, su afición por las prostitutas y la inestabilidad emocional de la que hacía gala.

Ante la policía se presentó como gerente de un conocido resort, cosa que por supuesto era falsa, con vehemencia seguía negando ser el autor hasta que abrumado por la pruebas confesó.

En la confesión narró que se ofreció a acompañar a Marisol y que ella aceptó y cuando se internaron en el parque sacó la navaja y le indicó: “O haces lo que te digo o te voy a matar”. Una vez que abusó de la chica, esta intentó escapar, él la alcanzo y le produjo las heridas en la espalda; al tenerla frente a sí la apuñaleó en el pecho y le quitó la franela para estrangularla. Arrastró el cuerpo hasta unos matorrales y se alejó del sitio.

Víctor Colmenares Lupión fue sentenciado por el juez 51 de primera instancia en lo penal José Figuera Medina a la pena máxima: 30 años de cárcel. Como siempre ocurre, los medios pronto se olvidaron del caso hasta que el 18 de julio de 1996 el homicida envió una carta a la juez superior octava Jean Marshall negando de plano su participación en la muerte de la modelo. En la carta aseguraba que el verdadero asesino había sido un abogado que huyó del país luego de cometer el crimen, la acusación la sustentaba en el hecho de que su hermano Octavio había sido asesinado unos días antes de un tiro en la cabeza. Pidió a la juez medidas de protección para el resto de su familia.

En 2006 la defensa de Colmenares Lupión intentó un recurso de apelación ante el Tribunal Supremo de Justicia pidiendo que la pena le fuera conmutada por estudio y trabajo. El tribunal negó el recurso por no reunir las condiciones de procedencias exigidas en el Código Penal. Esa Sentencia expresaba lo siguiente: “Los elementos de la acción criminógena estuvieron determinados por los trastornos disóciales que presenta el interno desde la adolescencia, trastornos existentes en el área sexual y escaso control de impulsos. El penado no ha logrado superar estos problemas y se determinó que no puede ejercer el control de sus impulsos y conductas aberradas”

Curiosamente y pese a esto, hace dos meses Víctor Colmenares Lupión salió de la Penitenciaría General de Venezuela ubicada en San Juan de los Morros, estado Guarico. Se residenció en el barrio Obrero, sector La Esperanza de la misma ciudad. El martes 24 de mayo de 2011 el hombre fue capturado por una comisión de la Policía Municipal de Chacao luego de que intentó ultrajar a una mujer de 24 años en la habitación 112 del hotel Gilmar en la urbanización El Rosal. Según declaró la nueva víctima, Colmenares Lupión la amenazó con unas tijeras para obligarla a tener relaciones sexuales sin protección, la muchacha se lanzó desde la ventana y cayó encima de un vehículo estacionado en la planta baja fracturándose un brazo. Esa misma semana fue presentado ante los tribunales de control de Caracas.

Lo que aún no se sabe es por qué este hombre estaba en libertad cuando aún le restaban 12 años de la sentencia original y la apelación presentada en 2006 le fue negada por el Tribunal Supremo. Algunos creen que se fugó, otros que su salida se debe a algún hecho irregular. Un psiquiatra forense consultado expresó que por lo general las personas con el tipo de trastorno que presenta Víctor Colmenares Lupión no aprenden de las experiencias ni de los castigos y suelen ser personas inteligentes, frías, calculadoras, egocéntricas e indiferentes lo que genera un cuadro propicio para la reincidencia.
marisol da silva vieira sadico

Publicado el 4 de junio de 2011

Volver a la Portada del Blog

Síguenos en Twitter

25 comentarios

  1. Para este tipo de casos deberia existir la pena de muerte…ya que es un disociado y no puede incorporarse a la sociedad.

    Me gusta


  2. Y entonces este tipo esta libre?!!

    Me gusta


  3. Este caso fue muy sonado e impactó mucho

    Me gusta


  4. ese caso lo presentaron en archivo criminal. saludos me encanta su pagina

    Me gusta


  5. Y también lo mató el “Hombre de la Etiqueta” en “Por Estas Calles”, creo que el alias era “El Snoopy”

    Me gusta


  6. En un concierto que dio Kiara en Valle de la pascua, siendo yo un adolescente, nos logramos colar en la plaza de toro y entre los infiltrados nos desviamos y fuimos a parar en la parte trasera del escenario. Saltamos una pared y nos encontramos con una pareja de bailarines que ensayaban antes del show; la bailarina era Marisol, nunca la olvidaré, altisima y una cabellera larga y rubia, se veía tan llena de vida y muy simpática. Al tiempo pasó la desgracia y me quedé atónito al reconocerla. Dios te tenga en su gloria.

    Me gusta


  7. Excelente el reportaje.

    Me gusta


  8. La redaccion excelente! Es tan grafica que me sentir que soy protagonista de los hechos. Feliicitaciones!

    Me gusta


  9. En previas ocasiones he disfrutado de sus interesantes narraciones de crímenes famosos, y este mantiene el nivel, pero me parece que debieran indagar a fondo en las razones para que ese sujeto, a todas luces un irrecuperable, una lacra (que merece la pena de muerte, y ya es hora de que la apliquen en Venezuela), haya salido de la cárcel 12 años antes de cumplir su sentencia. Ojo, no se escapó, porque habría aparecido como noticia durante las semanas que estuvo sin hacerse notar, hasta que incurrió de nuevo en sus bestiales tendencias. Hay algún trasfondo que involucra a abogados, jueces, y otros funcionarios, por la plata baila el mono, y también es probable que la política de uso de criminales para mantener en zozobra a la ciudadanía, que es evidente desde 1999, lo haya sacado de la penitenciaría de San Juan de los Morros, para que se sumara a la Inseguridad con la que el régimen busca amedrentar a la población e impedir protestas.

    Me gusta


  10. tengo pocos meses q descubri esta pagina y me parece exelente creo q unica en su estilo en el pais..y con todo respeto les haria una sugerencia de colocar mas historias de casos de 80 y 90 .por ejemplo el sonado caso ballarales ..entre otros q estremecieron ala sociedad d aquellos años y fueron resueltos oportunamente porque contabamos con una efeciente policia cientifica(ptj) hoy en dia menguanda y penetrada x el delito y la politica….

    Me gusta


  11. me encantan estos temas aunque es triste la muerte de personas inocentes

    Le gusta a 1 persona


  12. Excelente tu blog, tengo dias leyendo y sorprendido de los crímenes que han ocurrido en mi pais y solo veia cosas asi en TV, sería un gran aporte hablar del Homicidio de los Hermanos Faddoul, pensé que tenían algo de ese crimen por acá.

    Me gusta


    • Saludos Carlos,
      Gracias por tu comentario, ese caso no lo tenemos publicado, pero esta en cola en nuestra pauta de investigación.
      Te invitamos que disfrutes de nuestros contenidos diarios por las redes sociales facebook y en twitter: @TanatosCronicas
      Un abrazo

      Me gusta


  13. En el Años 2012 fue condenado 16 años y 8 meses de prisión Víctor Colmenares Lupión (52) por la comisión del delito de violencia sexual agravada en perjuicio de una joven (21) que prestaba servicios como dama de compañía, tras un hecho ocurrido en el hotel Gil Mar, urbanización El Rosal, municipio Chacao, el 23 de mayo de 2011. Fuente Noticias24.

    En la actualidad debería estar pagando condena en el internado Judicial de los Teques

    Saludos….

    Le gusta a 1 persona


  14. Recuerdo ese caso fue muy sonado, lamentable la muerte de esa chica con todo el futuro por delante. Ese hombre no debería salir nunca!!

    Le gusta a 1 persona


  15. Yo era una jovencita cuando ocurrió este hecho… pero siempre se me quedó grabada esta historia…no sé porqué… quisiera que publicaran la historia asesinato en el bloque 76… la cual leí cuando apenas tenía como 13 años… pero se me olvidó de qué trataba…solo recuerdo que me devoré ese libro en 2 días… siempre me han gustado las historias detectivescas… Gracias

    Le gusta a 1 persona


    • Hola Yaslin, es un placer contar entre nuestras lectoras a una apasionada de los temas detectivescos. Tomamos nota de tu petición, un abrazo y los mejores deseos

      Me gusta


  16. Hay que crear el m.a.v muerte a violadores

    Me gusta


  17. Entre a esta pagina por casualidad, me parece excelente, me ha llevado a un viaje al pasado

    Me gusta



¿Y tú que opinas de este tema?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: