h1

El Pavo Frank

Entrevista al El Pavo Frank (Frank Hernández Timbalero)

El 12 de junio de 2006 la Orquesta Sinfónica Municipal rendía un merecido tributo a uno de los más grandes músicos nacidos en Venezuela; considerado por el propio Tito Puente como “el verdadero Rey del Timbal”. Ese día pleno de emociones el público pudo disfutar de la última ejecución en vivo de este gran maestro. Ese mismo año tuve el honor de acompañarlo junto a un grupo de amigos a la celebración de su cumpleaños número 72 en los estudios de la desaparecida Radio 880 (hoy día el Canal Musical de Radio Nacional de Venezuela), allí departimos con mucha alegría en un programa especial de dos horas. En 2008, luego de que el Pavo sufriera tres accidentes cerebro vasculares de los que se recuperó casí totalmente demostrando una gran fortaleza pautamos una entrevista en su casa que nos concedió amablemente, confieso que en el trayecto no sabía como podía encontrarlo, pensé que por su condición de salud podía estar en sillas de ruedas pero en realidad al llegar nos conseguimos con el hombre jovial que había sido siempre, nos recibio personalmente y esa tarde conversamos por hora y media en un ambiente muy cálido y sabroso. El siguiente es el texto original de la entrevista que quisimos compartir con ustedes en Crónicas del Tánatos como un pequeño homenaje a ese gran artista.

Finalizaba la tarde cuando llegamos a casa del Pavo Frank; en planta baja nos recibió el pequeño Shimarú – su nieto – quien nos condujo hasta el apartamento donde reside el maestro. Ya arriba y luego de intercambiar saludos con el Pavo, su señora esposa Estela Medina y su hijo Jhonny, pasamos al salón donde se siente la impronta del legendario músico.

Las paredes colmadas con los premios otorgados, una discoteca que haría la envidia del más acendrado melómano y hasta una pintura abstracta realizada por el Pavo Frank hablan enseguida al visitante de una vida plena de logros y satisfacciones. Es un lugar donde lo que se respira es tranquilidad, armonía y espiritualidad, sin duda el hogar de dos personas especiales: El Pavo Frank y Estela.

Un simpático reloj Cú Cú marcó las seis cuando dimos comienzo a una sabrosa conversa de hora y media en la que junto al Pavo repasamos su vida y su carrera musical, inquirimos su opinión sobre temas de acuciante actualidad y pulsamos su estado de ánimo.

Pavo, por favor cuéntanos un poco como nació en ti toda esa inquietud musical

Mira, mi gusto por la música comenzó siendo un niño de tres años; En Villa de Cura había una banda que tocaba en la plaza y que tenía 3 redoblantes mi mamá me llevaba a ver la banda y yo quedaba asombrado con aquello, desde ahí supe lo que quería ser. En la finca de mis abuelos siempre ponía la radio y acompañaba lo que oía con cajas y latas. Mis abuelos enseguida notaron mis aptitudes porque no solo era que tocaba sino que seguía bien el ritmo, después la cosa siguió en la escuela donde tocaba con los grupos musicales estudiantiles.

Entrevista al El Pavo Frank (Frank Hernández Timbalero)

¿Es cierto que a los quince años ya formabas parte de una orquesta, como músico profesional?
Si, en la orquesta de Manuel Ramos, pero la cosa no fue fácil. Sabes que por 1945 mis padres se vinieron a Caracas; estando acá empecé a visitar las estaciones de radio y me ponía a escuchar las orquestas que tocaban en ellas. Todas las tardes, después de la escuela me iba a Radio Continente, Radio Cultura, Radio Libertador, La Voz de La Patria y Radio Caracas oía las interpretaciones y de esa manera iba aprendiendo. Después cuando veía que algún baterista desocupaba la batería se la pedía prestada, me montaba y practicaba.

De esas visitas a la radio recuerdo con especial cariño las que hice a Radio Difusora Venezuela, que quedaba en la esquina de Cipreses y en donde tocaba la orquesta de Luís Alfonso Larraín, yo me iba en las tardes a los ensayos de la orquesta y hacía lo mismo, o sea agarraba algún instrumento y me ponía a tocar, ellos al ver que lo hacía bien me dejaban tocar con la orquesta en su presentación en vivo, que era de cinco a seis de la tarde, allí la gente se maravillaba al ver a un niño tocando tan bien, así perdí el miedo a tocar en una orquesta.

¿Cómo fue que Manuel Ramos te contrató para su orquesta?

Manuel Ramos quien era saxofonista en la orquesta del maestro Luís Alfonso Larraín ensambló su orquesta y el baterista que tenía se le fue. Yo me ofrecí y él que aunque sabía de mi potencial me preguntó que si yo podía tocar la batería, le dije bueno maestro si quiere me pone a prueba, así que toqué en un ensayo y sin dudarlo me contrató como su baterista.

¿Es de esa época que viene el apodo del Pavo Frank?

Si, en realidad me decían El Pavito por mi corta edad, con el paso de los años fue que llegué a ser el Pavo Frank. Fíjate, pasé un tiempo con Manuel Ramos y luego fui contratado por Aldemaro Romero, lo que significó un salto importante. Yo le agradezco mucho a Manuel Ramos que no me puso pero en ningún momento, por el contrario me felicitó y me dijo que aquello era por mi bien. Con Aldemaro Romero estuve nueve meses tocando la batería, en esa época yo todavía era un autodidacta, un músico de oído. Toqué con Aldemaro y su Orquesta de Baile hasta que este salió para los Estados Unidos.

En este punto de la entrevista hacemos una pausa para saborear un delicioso café colombiano preparado por Estela y servido en totuma. Mientras nos tomamos el cafecito el Pavo sigue hilando los recuerdos de una existencia fructífera que lo llevo desde su Villa de Cura Natal hasta las mas variopintas y disímiles ciudades del mundo. El Pavo Frank gran conversador y haciendo gala de una excelente memoria nos va narrando la historia de una parte importante de su vida:

Luego de tocar con Aldemaro hice mi primer viaje al exterior en 1950 cuando me fui a Santo Domingo con dos músicos dominicanos de la orquesta de Aldemaro; tenía entonces 16 años y mi papá me firmó el pasaporte para que pudiera viajar. Allá trabajé en una emisora llamada La Voz Dominicana, un emporio comunicacional de la época que incluía Radio, Televisión y Radio Teatro al aire libre. Allí tocaba en cinco orquestas diferentes, pasando de un programa a otro, de la radio a la televisión y de la televisión al
Radio Teatro. Esa experiencia me llevó a estudiar música, inducido por un músico mexicano que descubrió que yo no sabía leer las partituras. Me inscribí en la escuela de música de la emisora y en cuatro meses aprendí a leer ritmo. En República Dominicana trabajé un año hasta que me picó la nostalgia, regresé a Venezuela y con el valor agregado de saber leer música me contrataron para trabajar en diferentes shows. Era 1953 y en nuestro país comenzaba la televisión, en eso estuve hasta 1958 cuando tomé la decisión de viajar a Nueva York para estudiar Técnica de la Batería con el fin de dominar el instrumento de manera profesional. Allá estudié con Henry Adler y trabajé con varias orquestas.

¿En Nueva York Tocaste con la orquesta de Tito Puente?

Si, estando yo en Nueva York Tito Puente cayo enfermo y me llamo para que lo sustituyera en la orquesta, yo acepté complacido y orgulloso, porque siempre he sido un admirador de su música. Tito estuvo tres meses de reposo y yo ocupé su puesto durante ese tiempo en las presentaciones que él tenía contratadas en el hotel Long Island. Cuando Tito regresó de su convalecencia me felicitó públicamente y me retó a tocar juntos el Rey del Timbal.

Dicen que en una ocasión Tito Puente afirmó que tú eras el verdadero Rey del Timbal

Si efectivamente, eso fue en unas declaraciones que le dio a Héctor Castillo una vez que vino a Venezuela, pero la verdad es que yo no se si él lo hizo por deferencia conmigo o porque de verdad creía eso. Lo que si tenía Tito Puente era una gran reserva por sus arreglos musicales. A él no le gustaba que nadie tocara sus arreglos como tampoco le gustaba tocar el de otros. Una cosa que él tenía es que era muy egoísta con su música.

Con otro grande que compartiste fue con Mongo Santamaría

Si, al terminar mi labor con Tito, me llamó Mongo Santamaría quien me había escuchado y le gustó mi trabajo. Con Mongo Santamaría viajé por todos los Estados Unidos cumpliendo presentaciones en distintas ciudades. De Estados Unidos salí a Panamá con un contrato que me consiguió el flautista Mauricio Smith, regresé a NY y estando allá, el mismo Mauricio me consiguió otro contrato para trabajar en Puerto Rico con la Orquesta de César Concepción.

Por cierto sabes que el día que mataron a Kennedy, yo tenía que tocar en un local cercano al sitio donde lo mataron; por lo que le dije al dueño que si era conveniente que saliéramos esa noche a escena luego de lo que había pasado, el dueño que era un judío me dijo: mire joven, para yo poder pagarles a ustedes necesito abrir el local así que igual tiene que presentarse. Bueno en la noche tocamos y para mi sorpresa el local se pleno de gente.

En ese estar entre Estados Unidos, Panamá y Puerto Rico pasaron 6 años y de pronto volví a sentir la necesidad de mi país, por lo que quise regresar. Aldemaro se enteró por medio de mi hermano y como había sido nombrado director de CVTV canal 8 me ofreció el puesto de baterista de planta del canal, entré ganando 1.000 Bs. mensuales y estuve allí desde su fundación en 1964 hasta 1990 cuando me jubilé y el seguro social me incapacitó por la cuestión de la vista.

Cuéntanos un poco más de esa etapa en Venezuela luego de llegar de Estados Unidos

Cuando regresé de los Estados Unidos ensamblé mi orquesta con la que grabé 5 Long Plays que era como se llamaban entonces, eso fue de 1964 al 1969 , estos 5 discos se editaron recientemente en un CD llamado El Pavo Frank de Colección grabado por el sello AVR.

Allí tuve la oportunidad de trabajar con mucha gente, excelentes músicos y cantantes.

Entrevista al El Pavo Frank (Frank Hernández Timbalero)

Pavo ¿Como nace el movimiento que se conoció como Onda Nueva?

En una ocasión Aldemaro fue contratado para hacer un jingle para un comercial, el cliente especificó que quería un ritmo venezolano pero que sonara moderno, algo que se pareciera al jazz pero que no fuera jazz propiamente. Yo había grabado ya bastante música para comerciales y Aldemaro quien había hablado conmigo me dijo que iba a hacerle un joropo con improvisaciones, entonces yo pensé en hacer el ritmo del joropo, pero con tambores como se toca la bosanova, que en aquel entonces estaba de moda, así que monté un tema en ese sentido. Tocando en 3×4, pero con la batería, a Aldemaro le gustó muchísimo y de allí arrancó todo ese movimiento con el que llegamos a grabar 12 discos y con el que Aldemaro realizó 2 festivales uno en 1972 y el otro en 1973. El nombre de Onda Nueva se lo puso Jacques Braunstein.

El Pavo Frank viajo luego a Europa en una gira que propició el animador Renny Ottolina y que comenzó en la torre Eiffel de París para cubrir importantes plazas del viejo continente.

¿Y nunca viajaste a Cuba?

Si a Cuba fui en dos ocasiones la primera vez fue para participar en el Festival Mundial de las Juventudes por el 78 después fui para operarme de la vista, solo que fue en vano porque la enfermedad de la que yo sufro, que se llama retinosis pigmentaria es incurable.

Pero, ¿esos problemas de visión no te han afectado?

No chico, yo vivo feliz porque afortunadamente la vida me dio la oportunidad de ver y de vivir muchas cosas, viaje por el mundo, conocí muchísima gente y después de perder la visión igual seguí tocando y siempre he tenido el apoyo de mi familia, mi esposa, mis hijos y mis amigos. Yo digo que ya vi lo que tenía que ver… y como lo disfruté.

¿Y los amigos te siguen visitando?

Si todos están siempre muy pendientes, vienen o llaman para saber como estoy. Por cierto por acá estuvo Lil Rodríguez para hacerme un programa con Telesur que quedo muy bueno. Allí hablamos de muchas cosas. . Ella me llamó para pedirme la entrevista y yo acepté gustoso, solo que le pedí que la hiciéramos acá en la casa por mis problemas de salud que me impiden desplazarme con frecuencia fuera de aquí. Ella se trajo los equipos y grabamos el programa.

En la casa siempre escucho la radio, me paseo por todas las emisoras, es algo que me gusta mucho, uno de los programas que escucho es el de este muchacho… Ricardo…

Ricardo Ruiz

Exacto que sale por YVKE los sábados

Sabemos que también has hecho labor social

Si como no, junto con mi esposa Estela hicimos trabajo con los niños en la Tío Simón eso fue de 1996 al 2000 y luego del 2003 al 2004

Y… ¿Cómo te sientes ahora?

Oye déjame decirte que me siento muy bien, estoy de verdad contento…

El Pavo Frank falleció en la madrugada del 16 de junio de 2009 dejando como legado su impronta en el mundo de la música.

¡Gloria eterna al Pavo Frank!

Pedro Revette

 

Anuncios

4 comentarios

  1. Muy buena entrevista me gustaría que también entrevistaran a Andres Briceño!!!!!!!!!!!!! Salud!!!!

    Me gusta


  2. que gusto me de en 1993 cuando en el centro comercial plaza las americas en caracas atendi a el productor musical del pavo frank el sñor freddy leon el cual gentilmente me regalo un cassette del pavo frank el cual conserve por largos años espectacular recuerdo esta entrevista buenisimaaaaaaa

    Me gusta


  3. Muy grandiosa e interesante entrevista,Pedro. Deseo que, también te mejores pronto y tener el privilegio de entrevistarte a ti y a Mariana, por este gran trabajo que realizan, y que merece mucho apoyo y reconocimiento en toda Venezuela y en América

    Me gusta


  4. Me gustaría conocer cuales fueron los cantantes de la orquesta del pavo Hernández ya q no aparecen es una excelente orquesta no tiene q envidiarle a ninguna del mundo q espectáculo

    Me gusta



¿Y tú que opinas de este tema?

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: